Darbukas en acción
La percusión es una de las formas más ancestrales de expresión musical, probablemente sólo superada en antigüedad por el canto. Quizá por su proximidad al ritmo de nuestro propio corazón y por el registro grave en el que suele desarrollarse, muy adecuado para hacer vibrar literalmente cada célula de nuestro cuerpo, tiene la propiedad de inducirnos al movimiento. Es rara la persona que al escuchar una buena percusión no reaccione moviendo alguna parte de su cuerpo: desde marcar el ritmo con el pie hasta realizar la más desenfrenada de las danzas.

La Percusión Árabe es, además de la base rítmica de la Danza Oriental, un universo en sí mismo. Aúna la elegancia majestuosa de los ritmos base, como el Maqsum, el Baladi o el Saidi, con la sutileza de los variados floreos y la contundencia de los redobles y bloqueos, sirviéndose de un abanico de instrumentos como el bendir (pandero), el riqq (pandereta) o los snujs (crótalos) Pero si hay un instrumento de Percusión Árabe que destaca sobre los demás es, sin duda alguna, la polifacética darbuka.

Hemos creado un Grupo de Estudio de Percusión Árabe con el objetivo de ofrecer a las personas interesadas en esta percusión tan cautivadora la oportunidad de iniciar su aprendizado de una forma amena. Partimos de las técnicas básicas de toque de darbuka e incorporamos paulatinamente los diferentes ritmos árabes más extendidos dentro de la Danza Oriental, incluyendo dinámicas para favorecer la compresión de los diferentes compases y la improvisación.

Si quieres asistir a este Grupo pero no tienes darbuka, avísanos para que podamos dejarte una.

 

► Horario de clases: Jueves, de 18:00 a 19:00 h
► Mensualidad: 15 euros